PRONUNCIAMIENTO DEL CONSEJO NACIONAL DE DANZA PERÚ

Los miembros de la directiva del Consejo Nacional de Danza del Perú, nos dirigimos al:

  •  Ministerio de Cultura
  •  Ministerio de Educación
  •  Ministerio de la Producción
  •  Ministerio de Economía
  •  Ministerio de Salud
  • Congreso de la Republica.
  • Gobernadores Regionales
  • Alcaldes del País
  • Comunidad de la Danza
  • Público en general

Como parte de la cultura viva de nuestro país y desde el gran sector de la Danza, expresamos la urgencia de consolidar acciones conjuntas para enfrentar la crisis en la que nos encontramos a raíz de la pandemia que hoy afecta al mundo entero. Nuestra posición en las actuales circunstancias, en las que se hacen más evidentes las precariedades sociales existentes a todo nivel, es de resistencia, unión y llamado a la acción para sacar adelante el sector cultural que se ha convertido en uno de los más vulnerables e invisibilizados.

Somos miles de creadores, trabajadores y hacedores de la danza y la cultura que en su mayoría trabaja de manera independiente o cuyos trabajos están con corte de contratos y cese de actividades, situación que pone en riesgo no solo la actividad sino la vida.

La Danza, como toda expresión humana, artística y cultural, al igual que todas las artes, es fundamental para la formación, la educación y el desarrollo integral de la persona. Contribuye al bienestar de la ciudadanía para una mejor calidad de vida y a la integración sociocultural, a la salud física y mental que en estos tiempos necesita más atención; por lo tanto, nuestra voz es de resiliencia.   

En los últimos dos años, el Consejo Nacional de Danza creó el gran portal Perú Danza, una plataforma  implementada  con las herramientas de la tecnología que hoy se puede transformar en un  espacio indispensable para que la actividad artística pueda continuar de manera virtual. Contamos con un Directorio de la Danza que puede enriquecerse y ampliarse al sector de las artes escénicas y que también ponemos al alcance del Ministerio de Cultura para identificar a la inmensa comunidad de agentes de la cultura peruana que aún no tiene mapeado en su totalidad.

Abrimos esta plataforma, además, como un punto de encuentro y de diálogo para buscar soluciones y enfrentar las consecuencias de la situación actual; para canalizar propuestas y medidas destinadas al rescate financiero, para la expresividad sociocultural, para dar visibilidad a los miles de artistas, gestores y trabajadores del sector y sus actividades y creaciones.

Ponemos a disposición de los entes oficiales, nuestra experiencia como organización para colaborar en la puesta en marcha de una Mesa de Trabajo para la elaboración de programas y proyectos que desde el estado y el sector privado se implementen. Del mismo modo contribuir en la búsqueda de posibilidades que se adapten  a las nuevas formas, de la mano con la tecnología y la creatividad. Somos facilitadores y podemos ser puente para la articulación de las propuestas, para continuar en la tarea de apoyo al sector de la Danza.

Hacemos un llamado al Gobierno central y a los gobiernos locales para que se incorporen propuestas artísticas en sus diferentes programas e intervenciones socioculturales, que contribuyan a la cohesión, integración y uso creativo del tiempo, orientado a sus directos colaboradores, a los estudiantes, programas sociales, educativos, tanto para niños como para  adolescentes en riesgo, jóvenes y adultos mayores, a fin de brindar espacios de recuperación a la par que se abren oportunidades laborales al segmento de las artes.

A los teatros municipales, al gran Teatro Nacional, así como a las instituciones privadas los convocamos para que se organicen presentaciones on line contratando artistas locales. Esto como medidas viables de urgencia además de las necesarias medidas económicas de apoyo al sector cultural y a los nuevos estímulos económicos que se puedan generar. Debemos tener presente que el arte y la cultura son generadores sociales de prácticas integradoras.

El Perú necesita fortalecer su espíritu colectivo para enfrentar este difícil período. En este contexto la presencia del arte como metáfora de esperanza resulta imprescindible e impostergable. La sensibilidad de los peruanos reclama la presencia de la música, el teatro, las artes visuales y todas sus variantes. Y aún bajo la amenaza de esta letal experiencia, seguiremos bailando esta maravillosa coreografía que es la VIDA.  

 

Mientras haya vida ¡seguiremos bailando!

Directiva del Consejo Nacional de Danza Perú

Lima, mayo 2020